Ser panameño, ser ingeniero, ser agremiado pero sobre todo ser íntegro.

… estaría dispuesto a ser voluntario y participar activamente en cualquier campaña objetiva en esta vía.

Debido al ruido, positivo y/o negativo, generado por la publicación de un Comunicado de la SPIA, Sociedad a la cual pertenezco y soy miembro activo de su Colegio de Ingeniero Civiles desde hace aproximadamente cuatro (4) años; considero oportuno dar mi opinión y la hago pública ya que la situación lo amerita por tratarse de temas de interés nacional y que atañen a toda la sociedad.

Si bien es cierto la Obra denominada «Hospital Integrado Panamá Solidario» desarrollado por el MOP forma parte de una solución temporal para los problemas de atención que podrían darse ante la llegada del COVId-19, su ejecución ha llevado a más conversaciones y coloquios entre conocedores de los temas técnicos-económicos como entre aquellos que le son ajenos y que por motivos diversos han salido a la luz del país un sin número de interrogantes como el tiempo construcción, el costo o valor de la edificación y sus equipos, el origen de los materiales y quizás un largo etcétera que incluso han llegado a publicarse en medios de comunicación.

Es justo informar que, para llegar objetivamente a una sustentada valoración técnica siempre, y en toda ocasión, debemos apoyarnos en una evaluación no solo de documentos contractuales, sino también de inspecciones regulares, modelación de estructuras, verificación de comportamientos ante fuerzas previstas y de ser necesario la validación mediante pruebas de laboratorio. Y como podrán imaginarse esto no puede desarrollarse en horas ni de días, si no el tiempo que necesite.

Ante esta situación se agradece, como ciudadano, el desinterés mostrado por profesionales de la ingeniería que tomaron de su tiempo para desarrollar, bajo sus criterios y experiencias, un informe que podríamos llamar preliminar y que bien, pudo y puede, ser una acción inicial de una sustentada valoración técnica.

No puedo olvidar, si quiero mantener el carácter de socio de una organización gremial, que esta tiene estatutos que estipulan como y que puedo hacer si mi opinión técnica la aporto como miembro. Aquí puedo decirles que las Comisiones, cualquiera que ella sea, debe ser previamente nombrada para después actuar. No colocamos la carreta antes de los bueyes.

Sin embargo, el tema está aún latente y como ciudadano y a la vez profesional de la ingeniería civil idóneo considero que la discusión de estos problemas técnicos debe darse, y deben darse ante instancias públicas como la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura o bien mediante instancias privadas como el Colegio de Ingeniero Civiles de Panamá de la SPIA siguiendo sus reglas mediante el nombramiento de una Comisión, para tal efecto, formalmente creada.

Sin duda alguna y con el propósito de mantener el estatus muy bien ganado durante más de 100 años por los profesionales panameños, por su conocimiento y experiencia, estaría dispuesto a ser voluntario y participar activamente en cualquier campaña objetiva en esta vía.

Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *